DESPIDONULO.COM
espido

ulo

 Abogados especialistas en laboral
 Barcelona
 Tel. 93 272 30 29
 info@despidonulo.com
QUÉ HACER ANTE UN DESPIDO INDEMNIZACIONES POR DESPIDO TIPOS DE DESPIDO
PRESTACIÓN POR INCAPACIDAD AUTÓNOMO ECONÓMICAMENTE DEPENDIENTE
PREGUNTAS FRECUENTES
OTROS TRÁMITES LINKS DE INTERÉS CONSULTAS
despidonulo.com

vacaciones

finiquito

contrato de trabajo

mobbing

Accidente de trabajo

CONSULTAS

PARA  PEDIR HORA DE VISITA o REALIZAR CONSULTAS

Tel. 93.272.30.29

info@despidonulo.com
TIPOS DE DESPIDO
SEGÚN LAS CAUSAS SEGÚN EL NÚMERO DE AFECTADOS SEGÚN SU LEGALIDAD
objetivo

disciplinario
individual

colectivo
nulo

procedente

improcedente

Para hora de visita o consulta contacte AQUÍ

DESPIDO IMPROCEDENTE

Una vez se ha producido el despido, sea disciplinario u objetivo, éste podrá ser considerado en función de su adecuación a la legalidad como procedente, improcedente o nulo.

El despido será considerado improcedente en los casos que no se cumplan los requisitos y formalidades legalmente establecidas.
 
A la hora de proceder a un despido disciplinario el Empresario debe cumplir los requisitos que establece el Estatuto de los Trabajadores, de comuncación por escrito y de alegación del incumplimiento que ha cometido el trabajador, así como que tal incumplimiento sea sancionable con el despido. En caso que omita cualquiera de estos requisitos, el despido se considerará, una vez impugnado en la jurisdicción social, como improcedente.
 
Cuando el despido sea declarado improcedente, el empresario, en el plazo de cinco días desde la notificación de la sentencia, podrá optar entre:

  1. la readmisión del trabajador, con abono de los salarios de tramitación previstos en el párrafo b, o
  2. el abono de las siguientes percepciones económicas que deberán ser fijadas en aquélla:

a.  Una indemnización por cuarenta y cinco días de salario, por año servicio, prorrateándose por meses los periodos de tiempo inferiores a un año hasta un máximo de cuarenta y dos mensualidades. 

b.   Una cantidad igual a la suma de los salarios dejados de percibir desde la fecha de despido hasta la notificación de la sentencia que declarase la improcedencia o hasta que hubiera encontrado otro empleo, si tal colocación fuera anterior a dicha sentencia y se probase por el empresario lo percibido, para su descuento de los salarios de tramitación.  

Volver arriba>>